miércoles, 20 de abril de 2011

DOWN ARGENTINA WAY


Sin lugar a dudas, el clásico más ridículo que vimos jamás, el origen del material del que están hechos los sueños de Manuel Puig.
La trama involucra una familia argentina de apellido Quintana, gente de campo, criadores de caballos; dos ricas herederas norteamericanas, tía y sobrina; un guía medio nabo pero con reminiscencias a Isidoro Cañones; incontable cantidad de números musicales; y Carmen Miranda. La historia, pese a todo, es muy simple y debe ocupar un 30% del metraje; el resto es canto y baile, del más absurdo y pegadizo.
Con el estado de ánimo adecuado, es una experiencia inolvidable.

4 comentarios:

  1. Don Ameche, el viejo de Cocoon, ¡qué fenómeno!

    ResponderEliminar
  2. serio candidato al título de Tipo más jovial del mundo

    ResponderEliminar
  3. Después de Osvaldo Miranda...QEPD

    ResponderEliminar